Pastel de avena, pavo y cerveza

pastelavenapollocerveza2

Hace unos días hice la receta del pastel de avena con manzana y canela, y fue de esas recetas que te salen un poco por casualidad y piensas “esta… SI”. Mientras me lo comía, pensaba en las posibilidades que tenía, y al cabo de unos días, vino a mi mente la siguiente idea; “¿Y porqué tiene que ser dulce y no puede ser salado?” Así que me puse manos a la obra. La leche de avena y la manzana las tenía que sustituir por algo que no fuese dulce… y de repente vino a mi mente; Cerveza, y pollo. A media semana hice un experimento deprisa y corriendo y el resultado fue satisfactorio pero tenía muy claro que podía ir a mejor.

Así que este mediodía he dejado la avena en remojo con cerveza, y esta noche, con calma y mimo, me he puesto manos a la obra. Los ingredientes;

  • 75 gramos de copos de avena crudos
  • 100 mililitros de cerveza (negra Bock Damm)
  • 150 gramos de pollo asado
  • 1 cucharada de te de levadura
  • 1 huevo
  • Sal marina al gusto

Cogemos los copos de avena, los mezclamos con la cerveza, y lo dejamos en remojo un buen rato, tapado (yo lo tuve 6 horas). La avena se ablandará formando una pasta, pero al mismo tiempo de hidratará y cogerá el sabor de la cerveza. En el primer intento usé Xibeca, que es suave de gusto, pero esta vez uséo cerveza negra Bock Damm, que tiene un sabor más pronunciado.

A la hora de cocinarlo, cogemos el huevo, lo batimos, y lo añadimos a la avena con la levadura. Finalmente, el pollo bien desmenuzado lo sumamos al resto y lo mezclamos todo bien, más un poco de sal marina. Lo colocamos en un molde (yo usé de silicona) a unos 160-180ºC durante unos 25 minutos.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Deja un comentario