¿Bicarbonato o cosmético?

hands

El bicarbonato es una sal que se viene usando desde hace años como antiácido, para cocinar, para limpiar y eliminar los malos olores.

Sin embargo su uso cosmético no es muy conocido, y dado que lo natural está ganando adeptos día a día y que velar por nuestra economía siempre es un plus, os propongo algunos trucos que, además de ser baratos y estar exentos de química, os ayudarán a lucir mejor con poco esfuerzo.

EXFOLIANTE:

Para un exfoliante o peeling facial y corporal, preparad una pasta con tres partes de bicarbonato y una de agua. Aplicad con movimientos circulares, haciendo un suave masaje. Después de enjuagaros, hidratad con aceite o crema según vuestras preferencias.

MELENA SUAVE Y BRILLANTE:

Una vez por semana, añadid un poco de bicarbonato al champú. Podéis lavar primero el cabello como de costumbre, para quitar cualquier resto de producto y de suciedad. Después enjabonaros nuevamente con la mezcla de champú y bicarbonato, trabajándola suavemente sobre el cuero cabelludo con la yema de los dedos para no dañar la piel. Lo deja libre de células muertas y el cabello luce brillante y con más cuerpo. Tras el segundo lavado podéis utilizar vuestro acondicionador habitual.

Los cabellos cortos quedan perfectos.

MANICURA:

Si queréis unas manos suaves, antes de haceros la manicura sumergidlas en una solución de agua y bicarbonato. La proporción: dos cucharadas de bicarbonato por un litro de agua.

PEDICURA:

Para relajar los pies y dejarlos a punto para haceros la pedicura, disolved bicarbonato en agua templada. La proporción es la misma que para la manicura: dos cucharadas de bicarbonato por cada litro de agua. Si además queréis lucir unos pies suaves, preparad una pasta como la utilizada para exfoliar cara y cuerpo y daros un masaje, insistiendo en la planta de los pies y los talones (porque aunque los talones están detrás y van a ras de suelo, saltan peligrosamente a la vista cuando se llevan al descubierto).

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Deja un comentario